SLD3
SLD3 - copiar
cab_ros
SLD1
CAB4
CAB3
Anterior
Siguiente

El CHAMPÚ, COMPONENTES Y CONSEJOS

Por

El CHAMPÚ, COMPONENTES Y CONSEJOS

Cómo funciona el champú

El champú limpia separando el sebo del cabello. El sebo es un aceite segregado por las glándulas sebáceas, que a su vez es expulsado al exterior mediante los folículos pilosos (invaginaciones en la dermis). El sebo es fácilmente absorbido por los cabellos formando una capa protectora.

El sebo protege de daños externos la estructura proteínica del cabello, pero tiene un coste asociado: el sebo tiende a atrapar la suciedad, las escamas del cuero cabelludo (caspa) y los productos que se suelen añadir al cabello (perfumes, gomina, geles, etc). Los surfactantes del champú separan el sebo de los cabellos, arrastrando la suciedad con él.

Aunque tanto el jabón como el champú contienen surfactantes, el jabón se mezcla con la grasa con demasiada afinidad, de manera que si se usa para lavar el cabello elimina demasiado sebo. El champú usa surfactantes más equilibrados para no eliminar demasiado sebo.

El mecanismo químico que hace funcionar el champú es el mismo que el del jabón. El cabello sano tiene una superficie hidrofóbica a la que se adhieren los lípidos, pero que repele el agua. La grasa no es arrastrada por el agua, por lo que no se puede lavar el cabello sólo con agua. Cuando se aplica champú al cabello húmedo, es absorbido en la superficie entre el cabello y el sebo. Los surfactantes aniónicos reducen la tensión de superficie y favorecen la separación del sebo del cabello. La materia grasa (apolar) se emulsiona con el champú y el agua, y es arrastrada en el aclarado.

¡IMPORTANTE! Si usas champús sin sulfatos, deberías evitar el uso de siliconas en el cabello (especialmente la dimeticona, muy común en cremas de peinado y mascarillas) porque resultan muy difíciles de desincrustar sin el uso de sulfatos.

Las formulaciones de champú buscan maximizar las siguientes cualidades:

  • Fácil enjuague
  • Buen acabado después del lavado del cabello
  • Irritación mínima de piel/ojos
  • No dañar el cabello
  • Baja toxicidad
  • Buena biodegradabilidad
  • pH ligeramente ácido, ya que un ambiente básico debilita el cabello rompiendo los enlaces de disulfuro de la queratina del cabello.

Este efecto se consigue añadiendo pequeñas escamas de diversos materiales, por ejemplo, diestearato de glicol (una cera).

Componentes que suelen contener

(Aquí os dejo una recopilación obtenida de páginas entendidas en este tema, ya que yo solo soy un profesional de la peluquería pero no soy químico)

Los sulfatos.

  • Sodium Lauryl Sulfate
  • Sodium Laureth Sulfate
  • Ammonium Laureth Sulfate
  • Ammonium Lauryl Sulfate

Al igual que ocurre con la piel del resto del cuerpo, el uso de limpiadores con estos surfactantes en el cuero cabelludo-especialmente las formas Lauryl Sulfate– puede causar sequedad, irritación, prurito, sensibilización de la zona, … y, por eso, no es recomendable su aplicación en personas con la piel delicada o con alguna patología.

En principio, el resto de las pieles podrían utilizarlos sin mayor problema. Es cierto, que por su potente acción, pueden resecar en exceso los cabellos normales o secos y hacer que los tintes duren menos tiempo, pues no sólo retiran la suciedad, si no que también pueden arrastrar parte de la capa protectora natural de la piel.

Estas sustancias se incorporan a los productos de higiene y belleza para hacer espuma al tener contacto con el agua. Su función es la de eliminar la grasa que se acumula en el cuerpo. El problema es que no tiene ningún tipo de control, lo que significa que también destruye los lípidos naturales que nuestra piel genera para defenderse de forma natural.

Su uso prolongado provoca irritaciones en la piel, problemas de sequedad y caspa. Este sulfato es muy peligroso ya que es capaz de penetrar por el cuero cabelludo y provocar daños en algunos órganos vitales. Si tienes el cabello teñido, el uso de champús con sulfatos provoca la pérdida de color y opacidad.

Existen alternativas mucho menos tóxicas, más seguras para la piel y para el medio ambiente como es el glucósido de coco .

Sulfatos tóxicos dentro del champú

Los sulfatos que enumeramos a continuación son aquellos que, con un uso frecuente, van a lograr dañar de manera excesiva nuestro cuero cabelludo. Unos componentes que, siempre que sea posible, habrá que evitar en detrimento de los que vamos a mencionar a continuación.

  • Doictyl sodium sulfosuccinate
  • Sodium laureth sulfate
  • Sodium trideceth sulfate
  • Sodium myreth sulfate
  • Ethyl PEG-15 cocamine sulfate
  • Sodium alkylbenzene sulfonate
  • Sodium C14-C16 olefin sulfonate
  • Sodium dodecyl sulfate
  • Sodium lauryl sulfate
  • Ammonium lauryl sulfate
  • Ammonium laureth sulfate

Sulfatos permitidos dentro del champú

La relación de sulfatos que vamos a pasar a detallar está compuesta por aquellos que están considerados como poco agresivos para el cuero cabelludo. Por ello, se podría decir que su uso, aunque sea de manera continuada, no implica un peligro para nuestra salud capilar.

  • Sodium coco-sulfate
  • Sodium cocoyl isethionate
  • Cocamidopropyl betaine
  • Cocoamphoacetate
  • Coco betaine
  • Cocoamphodipropionate
  • Disodium cocoamphodipropionate
  • Disodium cocoamphodiacetate
  • Lauroamphoacetate

Cloruro de sodio (NaCl)

Conocido como sal de mesa, se usa como espesante en champús y acondicionadores que contienen lauril sulfato de sodio. El cloruro de sodio también puede causar una cabellera seca y producir picazón, además de la pérdida del cabello. Esto debe evitarse en personas con tratamientos de keratina, porque los efectos se anulan más rápido.


Los parabenos

Los parabenos son conservantes fungicidas y bactericidas, que evitan que el producto pierda efectividad. Son los más comunes de encontrar bajo las siglas en inglés: methylparaben, propylparaben, butylparaben o benzylparaben. También están presentes en las cremas hidratantes, el maquillaje y las lociones de afeitado.

El problema de los parabenos es que según estudios científicos, estas sustancias se han encontrado en tumores mamarios. Por eso, se recomienda no usarlos habitualmente, porque aunque no se haya podido demostrar con total seguridad, su uso cotidiano podría, a la larga, llegar a producir cáncer.

Por precaución se deberían evitar los que figuran como butylparaben y propylparaben. Por el contrario, se consideran que son seguros y eficaces –usados en las proporciones permitidas, un máximo del 0,4%– los siguientes parabenos: methylparaben y ethylparaben.

En una concentración bastante inferior, el 0,14%, también se admiten como conservantes estables y sin problemas para la salud los parabenos butylparaben y proylparaben.

Muchos laboratorios mezclan varios conservantes, que no sean parabenos, para obtener una fórmula segura, aconsejando que el producto se use en un período máximo de 6 meses. Los envases airless (con dosificador, para que no entre el aire) también minimizan el riesgo de contaminación del producto.

¡Ojo! Hay algunas alternativas a los parabenos que tampoco resultan seguras al 100%. Conservantes como los aceites esenciales o los polialcoholes pueden ser efectivos contra las bacterias, pero no contra los hongos. Y, en muchas ocasiones, se necesitan grandes cantidades para que sean estables, lo que puede acabar provocando alergias e irritaciones.

La silicona

Las siliconas son derivado del petróleo, o lo que es lo mismo: plástico. Los champús lo incorporan para poder cubrir el pelo totalmente y hacer que este luzca limpio, con brillo y muy sedoso. Un objetivo que casi todas buscáis cuando os arreglais el cabello. Pero, como derivados del petróleo, cuando los usamos recubren la fibra capilar del pelo, dándole un aspecto que realmente no tiene. Las mascarillas y los acondicionadores también presentan este compuesto, que a la larga destrozan nuestro cabello haciendo que pierda su elasticidad y se quiebre fácilmente.

Aunque en un primer momento los champús que lo contienen dan la sensación de pelo limpio y brillante, a la larga, las personas que tienen el cabello graso sufren muchos problemas. La silicona alimenta la grasa que el pelo produce, en concreto en la raíz, y provoca que dure limpio mucho menos tiempo.

Tema relacionado, clic aquí… 

Polietileno de glicol

También llamado PEG/polímero de polietilenos o Polyoxyethelyne, este ingrediente se incluye en champús como agente espesante. Quita la humedad natural al pelo y la piel.

Dietanolamina (DEA) y trietanolamina (TEA) y Monoetanolamina (MEA).

Los productos que contienen DEA o TEA pueden causar irritación en el cuero cabelludo y reacciones alérgicas, también destruye todo lo bueno del pelo (como la queratina), tornando su cabello seco, quebradizo y sin vida.

¿Pero, qué es la cocamida DEA? Se trata de una sustancia detergente que como residuo poluciona las aguas, normalmente utilizado para estabilizar el pH, así como para aportar cremosidad, actuar como espesante y lograr unos resultados espumosos.

Podemos encontrar algunas variantes en el etiquetado, entre otros con términos como dietanolamina de aceite de coco o dietanolamina de laurilo (lauramide DEA).

En Europa y en buena parte de Estados Unidos se ha restringido el uso tanto de dietanolamina (DEA) como de monoetanolamina (MEA) y trietanolamina (TEA) por sus efectos cancerígenos y síntomas del tipo de reacciones alérgicas en los ojos, la piel o el cuero cabelludo.

Reputados científicos alertan de su peligrosidad, pues experimentos han demostrado que su aplicación repetida sobre la piel de ratas, hace aumentar exponencialmente la incidencia de cánceres de hígado y de riñón. Según advierte Samuel Epstin, profesor de Salud Ambiental de la Universidad de Illinois, tras absorberse vía dérmica se acumula en el organismo.

Fuente: https://ecologismos.com

El formaldehído

La excesiva exposición de formaldehído, que se encuentra en algunos champús, puede causar la caída del cabello.

El formaldehído o metanal es un compuesto químico, más específicamente un aldehído (el más simple de ellos) altamente volátil y muy inflamable, de fórmula H2C=O. Se obtiene por oxidación catalítica del alcohol metílico. En condiciones normales de presión y temperatura es un gas incoloro, de un olor penetrante, muy soluble en agua y en ésteres. Las disoluciones acuosas al ~40% se conocen con el nombre de formol, que es un líquido incoloro de olor penetrante y sofocante; estas disoluciones pueden contener alcohol metílico como estabilizante. Puede ser comprimido hasta el estado líquido; su punto de ebullición es -19 °C.

Leer más

El alcohol

Casi todos los productos para el cabello contienen algún grado de alcohol, que puede secar el pelo si se encuentra en altas concentraciones. Manténgase alejado de champús con alcohol mencionado como uno de los primeros cuatro ingredientes, ya que esto significa que hay más de lo habitual en el producto.

Fragancia sintética o perfume

Esto por lo general representa una mezcla compleja de docenas de productos químicos. Unos 3.000 productos químicos se utilizan en una sola fragancia. Muchas fragancias son irritantes y pueden causar que el cuero cabelludo se irrite.

Colores sintéticos

Colores artificiales se utilizan mucho en productos para el cuidado del cabello con fines estéticos. Estos ingredientes con frecuencia aparecen como FD&C o D&C, seguido de un número y color. Los pigmentos de color pueden causar sensibilidad a la piel e irritación del cuero cabelludo.

Propilenglicol Glycol

También conocido como el anticongelante que usted pone en su coche, el propilenglicol es un ingrediente común en champús y otros productos de cuidado personal para evitar que el producto se congele durante el transporte y almacenamiento. Puede irritar la piel, causando reacciones alérgicas, y alterando la estructura de la piel.

Lanolina, petróleo y aceite mineral

Estos ingredientes son ampliamente usados en grasas y pomadas para el pelo étnico y no ofrece ninguna ventaja verdadera. Estos ingredientes en realidad sobrecargan al cabello y evitan que los aceites naturales producidos por el cuero cabelludo sean absorbidos por el pelo.

Dimeticona

Es un polímero sintético y una forma de silicona con dos grupos unidos de metilo (de ahí el nombre de di-meticona). Se utiliza en productos para el cabello y actúa como un suavizador aditivo para la piel, ya que su principal función es sellar las superficies para que no ingrese la humedad.

Óxido de etileno

El óxido de etileno es un ingrediente cancerígeno y prohibido en la Unión Europea como tal. Sin embargo no están prohibidos los procesos de etoxilación, el cual deja trazas de óxido de etileno y de 1,4 dioxano, otro ingrediente cancerígeno prohibido por la UE.

 

Ingredientes a evitar en su champú

  • Alcohol cuando está listado entre los cuatro primeros ingredientes
  • Lauril sulfato de amonio (ASL)
  • Dietanolamina (DEA)
  • Dimeticona
  • Formaldehído
  • Lanolina
  • Aceite mineral
  • Parabenos (metilparabeno, propilparabeno, por ejemplo)
  • Petróleo
  • Glicol de polietileno (también llamado PEG/polietileno de, o polyoxyethelyne)
  • Glicol de propileno
  • Cloruro de sodio
  • Lauril éter sulfato de sodio (SELS)
  • Lauril sulfato de sodio (SLS)
  • Colores sintéticos (enumerados a menudo como FD&C o D&C, seguido de un color y número)
  • Fragancia sintética o perfume
  • Trietanolamina (TEA) 

 

Extraido gran parte de https://m.lagranepoca.com/

 

RECOMENDACIONES

Después de leer que es el champú y para que sirve, sus componentes y posibles causas, añadiremos unas recomendaciones que os vendrán muy bien para obtener mejores resultados.

  • Intentar utilizar el agua templada, el agua caliente puede resecar más el cuero cabelludo y el cabello.
  • Friccionar con las yemas de los dedos suavemente, nunca con las uñas ya que podéis crear pequeñas heridas y rascaduras que luego provocarán más picores y posibles infecciones.
  • Insistir bastante en el enjuague por todo el cuero cabelludo intentando siempre que no queden residuos químicos que puedan provocar irritaciones y el cabello opaco y sin brillo.
  • Intentar utilizar champús de calidad y el adecuado para el tipo de cabello que tengas.
  • Los champús de tratamiento necesitan de unos minutos de exposición para que puedan ser absorbidos los elementos tratantes en la piel y el cabello. Normalmente se deja en la última enjabonada.

Si sigues todos estos pasos y compruebas que sigues teniendo problemas, inténtalo con otra marca.

 

Champú tratamiento Kaps Filler

Trata y repara el cabello dañado.

Paso 1 para obtener un liso natural sin encrespamiento y con brillo

Champú Lisos KAPs Filler es un champú tratante específicos para el tratamiento KAPs Filler. Limpia suavemente el cabello y lo prepara para la acción alisadora del paso 2. Suave limpieza con el máximo tratamiento. 

Más brillo y suavidad en un cabello con un liso natural.

Este champú se utiliza también para el mantenimiento de este tratamiento. No elimina el producto como el resto de los champús y prolonga el efecto alisado y anticrespado.

Aumenta la duración del tratamiento KAPs Filler
Sin parabenos.
Sin sulfatos SLS.
Sin formol

Champú Straightening

 
 Línea ideada para su uso con planchas de alisado.

Protege el cabello frente al calor, cuidando e hidratando el cabello y favoreciendo el alisado

Champú Straightening es un champú específicamente creado para cabellos que se secan con planchas o secadores que prepara el cabello aportando un efecto termo protector. Lava el cabello con suavidad, nutriendo y fortificando el cabello. Además, incorpora un efecto antihumedad y facilita un alisado ultra rápida sin encrespamiento.

Champú sin sulfatos que limpia e hidrata el cabello y lo mantiene liso por más tiempo.

MODO DE EMPLEO

Moja el cabello con agua tibia y aplica 5 ml de champú. Emulsiona suavemente por todas las zonas del cabello. Enjuaga y repite la aplicación.

  • Protege térmicamente el cabello
  • Ideal para cabellos que se secan con planchas o secadores
  • Hidrata y facilita un alisado ultra rápido sin frizz
  • Sin sulfatos SLS

Champú White Blancos Línea Oro

Elimina las tonalidades amarillentas

Champú White Blancos Línea Oro es un champú especialmente indicado para cabellos canosos ya que elimina los tonos amarillos, devolviendo el brillo y la luminosidad del cabello bien cuidado. Su fórmula incorpora una combinación de colorantes semipermanentes con una tonalidad violeta que garantiza la eliminación progresiva de la tonalidad amarillenta de los cabellos canosos. 

Presume de un cabello luminoso y sin tonos amarillos con el Champú White Blancos Línea Oro.

MODO DE EMPLEO

Con el cabello mojado, aplica el Champú White Blancos Línea Oro y masajea suavemente emulsionando. Deja un tiempo de exposición de 5 minutos. Enjuaga abundantemente y procede como de costumbre.

  • Elimina tonos amarillos
  • Ideal cabellos blanco
  • Brillo luminosidad
  • Sin sulfatos SLS
  • 250 ml y 500 ml

Champú Scalp Care

Cuidado intensivo del cuero cabelludo sensible

Propiedades hidratantes y antiinflamatorias

Champú que limpia de forma delicada el cabello de la contaminación del sebo y la caspa que obstruye el folículo piloso devolviendo el equilibrio al cuero cabelludo.

Entre sus principales activos destacan la Miel procedente de apicultura ecológica y el Aceite de semillas de Chía.

El ingrediente principal de este champú es la miel de certificación ecológica, recogida por las abejas en flores de zonas alejadas, al menos, 3 km de núcleos de población o zonas de actividad industrial. Tiene propiedades hidratantes, antiinflamatorias, antioxidantes, antimicrobianas y estimulantes del sistema inmunitario. Sus múltiples beneficios permiten purificar cabello y cuero cabelludo, devolviéndole su equilibrio natural.

El Aceite de semillas de Chía le aporta una nutrición y cuidado al cabello para que se mantenga sano y fuerte por más tiempo.

No contiene ni sulfatos ni parabenos.

Previene y combate las infecciones a la vez que purifica el cabello

Ideal para cueros cabelludos sensibles

Miel de apicultura ecológica / Jalea Real / Péptidos de zinc


  

AYÚDANOS Y VALORA ESTE TEMA:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (18 votos, promedio: 4,61 de 5)
Cargando...

 

Sobre el autor

administrator

Peluqueros Unisex

Deja un comentario

error: ¡El contenido está protegido!